¿Qué pasó con lo firmado?: Exijo mi educación sexual

Erick Monterrosas, Colaborador Invitado

Hace cuatro años en la XVII Conferencia Internacional sobre el SIDA en Ciudad de México, los ministros de salud y educación de América Latina y el Caribe nos prometieron educación sexual integral a l@s jóvenes. Hace cuatro años, nos prometieron que ambos ministerios trabajarían en conjunto incluyéndonos en el diseño de políticas públicas de educación sexual y de servicios de salud sexual y reproductiva para prevenir la pandemia de VIH entre jóvenes y adolescentes. Hace cuatro años mediante el acuerdo de la Declaración Ministerial, “Prevenir con educación”, nos prometieron:

1) Alcanzar hacia fines de 2015, en cada país, una reducción de 75% en el número de escuelas que no brindan Educación Integral en Sexualidad.
2) Reducir en 50% el número de adolescentes y jóvenes que carecen de acceso a servicios de salud sexual y reproductiva adecuados.

Desde mi labor en Demysex y en el trabajo cotidiano con nuestras colegas de la Federación Internacional de Planificación Familiar//Región del Hemisferio Occidental he tenido el privilegio de interactuar con activistas de más de cuarenta organizaciones y coaliciones nacionales latinoamericanas que conformamos la Coalición Mesoamericana para la Educación Integral en Sexualidad. En conjunto hemos llevado a cabo una evaluación comparativa en 8 países Mesoamericanos y 9 países Sudamericanos para determinar el grado de avance de los compromisos adquiridos por nuestros ministros.

A pesar de ciertos avances es preocupante ver que a 4 años de haberse comprometido el promedio regional de implementación de las estrategias establecidas por la Declaración es aproximadamente del 50% y que muchos países de la región se encuentran debajo de ese umbral. Esto es un reflejo de los vacíos y retos pendientes en nuestra región en políticas de Educación Integral en Sexualidad (EIS) y Salud Sexual y Reproductiva (SSyR) para jóvenes y adolescentes.

Ante este panorama, muchas jóvenes de la región se han movilizado para incidir en el avance de la implementación de la Declaración Ministerial. Entre muchas movilizaciones, la documentada por nuestras colegas de Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer (CEPAM) representa una de las más geniales muestras de activismo en pro de la EIS. En legítima exigencia de políticas para el avance de la declaratoria, jóvenes invadieron la Asamblea Nacional de Ecuador pusieron play al reggaetón y a todo volumen increparon a coro a los legisladores: “¿Qué pasó? ¿Qué pasó con lo firmado? Los índices de embarazo ha aumentado. Que lo escuchen los Ministros del Estado”.

L@s jóvenes de Latinoamérica y el Caribe exigimos EIS: Nuestros abuelos no tuvieron demasiada educación sexual formal y si la tuvieron fue proporcionada en pláticas a escondidas, con información distorsionada y predominantemente basada en prejuicios. Nuestros padres y madres en el mejor de los casos tuvieron una educación sexual basada en un enfoque meramente biologicista, la vieja historia del “ave” o “la semilla”, el “aparato reproductor”, ni qué hablar del término “salud sexual”, si acaso “salud reproductiva”. A nosotr@s nos tocan otros tiempos, somos la generación actual de jóvenes más grande de la historia, somos una generación que debe enfrentar los desafíos de la epidemia del VIH que en Latinoamérica toca a más de 400,000 jóvenes con edades entre los 15 y 24 años. Nosotros no nos conformamos con cualquier EIS ni con cualquier SSyR.

Hoy l@s jóvenes y adolescentes: Exigimos EIS con perspectiva derechos humanos, valores de pluralidad democrática con pleno respeto a las diferencias y a la diversidad sexual. También exigimos una educación sexual que ejerza una seria crítica de los modelos prevalentes de masculinidades basadas en el machismo y la violencia. Exigimos servicios de SSyR que brinden consejería informada sin discriminación y el acceso para jóvenes a pruebas de detección de VIH y otras ITS. Asimismo exigimos que se promueva no sólo el uso del condón masculino, sino que se empodere a las mujeres con la distribución y educación en el uso del condón femenino.

Exigimos que los ministerios de salud y educación trabajen en conjunto como lo prometieron, para avanzar la Declaratoria a través de campañas de difusión masiva de EIS en televisión, radio e internet. Exigimos que tomen en cuenta nuestras necesidades, nuestras preocupaciones, experiencias y deseos a la hora de diseñar sus programas. Exigimos recursos económicos suficientes y transparentes para el cumplimiento de las metas establecidas por la Declaración Ministerial.

La EIS no es un capricho, es el derecho que tenemos l@s jóvenes a tomar decisiones informadas sobre nuestros cuerpos y formas de expresar nuestra sexualidad. La EIS implica que la indiferencia de nuestros gobernantes no condenará a nuestra generación a un destino de ignorancia, discriminación, infecciones de VIH y embarazos no deseados. La EIS es el legítimo reconocimiento de nuestros gobiernos hacia nosotr@s como seres pensantes y autónomos con derecho a participar democráticamente en las políticas que nos afectan de forma directa.

Hoy, en el marco de la XIX Conferencia Internacional sobre el SIDA en Washington, DC, EEUU, las y los jóvenes, nos unimos al esfuerzo de nuestros compañer@s en Ecuador en una campaña regional. Desde México hasta Chile les preguntaremos por Twitter, por las calles y las plazas a nuestros ministros y ministras, a nuestros legisladores, a nuestros presidentes y presidentas: ¿Qué pasó con lo firmado? ¿Dónde está mi educación integral en sexualidad?


Related:
Defendiendo el poder de Advocacy de los Jóvenes en Guatemala

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd><br><br/><p>
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.

Suscríbase

 

FacebookTwitterlinked ingoogleYoutubeVimeoPinterestRssRss