Educación de pares: Nada para nosotras, sin nosotras

Empoderamiento de la gente joven

Cuando, hace ocho años, Stefani Mills Powers comenzó a laborar como trabajadora del sexo en Trinidad y Tobago, ella tomó riesgos. Pero “después de recibir educación sobre la enfermedad que podría propagarse a través del sexo oral sin protección,” la mujer transgénero en la mitad de sus veintes dice, “tomé una postura seria respecto a usar siempre protección.”

De su contacto con la Asociación Miembro de IPPF/RHO, FPATT, y a través del Programa Integrado de Salud Sexual (SHIP) dirigido a las y los trabajadores del sexo, personas como Powers aprenden a negociar el sexo más seguro con sus clientes, previenen las ITS, se protegen de la violencia y tienen acceso a los servicios clínicos de FPATT. Adicionalmente, el programa SHIP aumenta la sensibilidad pública y política respecto a los derechos, la salud y la vulnerabilidad de todas las personas dedicadas al trabajo sexual en Trinidad y Tobago, a través de talleres con la policía, trabajadores sociales, funcionarios de migración y los medios de comunicación.

Después de descubrir una forma más segura y saludable de trabajar, Powers fue capacitada para ser una de las educadoras pares de FPATT. Al reconocer que muchas veces los consejos son mejor recibidos cuando vienen de una persona de la misma edad y características, IPPF/RHO promueve programas innovadores de educación de pares que difunden información sobre salud y derechos sexuales y reproductivos a grupos insuficientemente atendidos a través de América Latina y el Caribe.

Otra Asociación Miembro de IPPF/RHO, en Costa Rica, ADC, capacitó a educadores pares con el fin de que proporcionaran información esencial de salud sexual, sobre prevención, atención y sensibilización del VIH a 1,722 reclusos encarcelados en doce prisiones en el país. Desde que comenzó el proyecto en 2006, un total de 110 reclusos se han convertido en educadores pares.

En 2008, ASHONPLAFA, la Asociación Miembro de IPPF/RHO en Honduras, comenzó a llevar sus servicios a la gente joven que vive en los vecindarios insuficientemente atendidos en Tegucigalpa y San Pedro Sula, a través de kioscos de salud atendidos por educadores pares. Para algunos jóvenes, los kioscos son el único lugar en donde pueden aprender el uso correcto del condón y la prevención de ITS. Cualquiera comunidad a la que pertenezcan, las y los educadores pares son elementos clave para llegar a poblaciones que con frecuencia son pasadas por alto. Pero, como dice Powers, ellas no hubieran podido tener éxito sin la dedicación de las Asociaciones Miembro de IPPF/RHO. Sin el trabajo apasionado de FPATT a favor de los derechos de las y los trabajadores del sexo, ella afirma, “nada hubiera sucedido. Hubiéramos tenido que seguir luchando para ser respetadas y aceptadas. La batalla no se ha ganado, pero sabemos que tenemos quien lucha a nuestro favor y eso significa mucho.”


Related:

Suscríbase

 

FacebookTwitterlinked ingoogleYoutubeVimeoPinterestRssRss