Haciendo lo imposible para brindar cuidados de salud en Perú

En una de las regiones con más desigualdad del mundo, aquellos que más necesitan planificación familiar, educación sexual integral y servicios de salud sexual y reproductiva, viven en las comunidades más remotas y empobrecidas. Es por esto que el equipo y voluntarios de INPPARES, nuestra asociación local en Perú, viajan a pie, en motocicleta y en bote para asegurarse que los cuidados de salud de calidad lleguen a las personas más vulnerables del país.

Stefanie Suclupe es una energética mujer de 24 años, con uno de los trabajos más difíciles del mundo. Luego de cruzar tres ríos infestados de manta rayas, Stefanie camina horas por colinas ventosas y a través de campos de papaya recalentados por el sol para llevar servicios de salud básicos -salvando vidas- a la gente que vive en la selva peruana.

En el centro de salud de Santa Clara, Stefanie se encuentra con Geny, una mujer de 37 años que ha caminado dos horas bajo el calor sofocante para recibir cuidados prenatales. Conversan en un cuarto pequeño y modesto, donde solo hay una camilla y dos sillas. A pesar de que este es el sexto embarazo de Geny, ella solo tiene tres hijos. Perdió dos bebés al poco tiempo de su nacimiento.

“No había ningún centro de salud cercano donde yo pudiese llevar a mis bebés cuando nacieron enfermos”, explica Geny. Su frente brilla de traspiración y sus sandalias están cubiertas de polvo por tan larga travesía. Ella escucha mientras Stefanie la alienta a tener a su bebé en el centro de salud, donde sí están preparados para manejar cualquier complicación de parto. Uno de los partos anteriores había requerido una cesárea.

A pesar de que Geny solo tiene siete semanas de embarazo, Stefanie sugiere que ella y su marido comiencen a ahorrar para el nacimiento. “Engorden a las vacas y véndanlas”, le dice. Discuten sobre todas las cosas necesarias para luego del nacimiento, como ropa y pañales. Antes de partir, Geny recibe la vacuna antitetánica.

Perú es uno de los países más pobres en América Latina, y la mitad de la población vive bajo la línea de pobreza. Los pueblos que Stefanie visita no tienen electricidad, ni agua potable, ni señal de móvil – pero gracias a su incansable dedicación, las personas de estas comunidades acceden a cuidados de salud.


Related:
En Perú, una victoria histórica en derechos sexuales

Comentarios

sarita

haciendo lo imposible para brindar cuidados de salud ... el tema no me gusta nada es imposible , creo que el tema seria, brindando cuidados de calidad en enfermeria .....

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd><br><br/><p>
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.

Suscríbase

 

FacebookTwitterlinked ingoogleYoutubeVimeoPinterestRssRss