La respuesta integral a VIH y la violencia basada en género

Jimena Valades, Oficial de Programas - Aborto Seguro

La violencia hacia la mujer es un problema que padecen muchas mujeres en nuestro región, y que en ocasiones ni siquiera lo saben. Es posible que así haya iniciado la conversación entre un médico y una mujer que acudía a su consulta para recibir servicios de salud sexual y reproductiva. En un contexto privado y de confianza el médico estableció un vínculo de empatía con la joven quien le reveló entre llantos que ella era el producto de una violación. La integración de detección de violencia basada en género en los servicios de salud permitió que por primera vez los mujeres accedieran a servicios especializados que dieron respuesta a sus situaciones de violencia.

El abordaje de la problemática de violencia basada en género en los servicios de salud requiere que los proveedores cuenten con herramientas y habilidades que fomenten un espacio seguro y respetuoso donde las mujeres puedan develar aspectos difíciles y traumáticos en sus vidas. Por su parte, los proveedores de salud deben de sobrepasar temores y reservas en cuanto a irrumpir en la vida privada de las mujeres o manejar situaciones en las que efectivamente se develan acontecimientos violentos. La respuesta exitosa del sector salud ante la violencia basada en género recae fuertemente en la capacidad de los proveedores de salud de articular adecuadamente las preguntas de detección, vincular a las mujeres con servicios específicos y relevantes para cada caso y velar por su seguridad. Es por ello que la capacitación del proveedores de salud resulta un elemento claven en la integración de servicios de salud y la violencia basada en género.

IPPF/RHO y nuestras Asociaciones Miembros cuentan con personal altamente calificado que con un gran compromiso y dedicación transmiten a los proveedores de salud los conocimientos y habilidades necesarias para brindar servicios de detección, consejería y referencias en la violencia basada en género. Con la fuerte convicción de que los proveedores de salud tienen un rol clave en la detección y la prevención temprana de violencia basada en género y reducción de daños en mujeres viviendo en situación de violencia.

Durante de los 16 Días de Activismo Contra la Violencia de Género, muchas organizaciones suman esfuerzos para generar una mayor conciencia sobre la violencia basada en género. Datos recientes de la Organización Mundial de la Salud, estiman que al menos una de cada tres mujeres a nivel mundial será golpeada, violada o abusada de alguna u otra manera durante su vida. Hoy, en este Día Mundial del SIDA, es importante resaltar la relación entre VIH y violencia basada en género. Estudios han demostrado que las mujeres que experimentan violencia tienen mayor riesgo de contraer VIH y mujeres viviendo con VIH tienen el doble de probabilidad de haber sido victimas de violencia de la pareja íntima.

La compleja relación entre el VIH y la violencia basada en género hace imperativo una respuesta integral por parte del sector salud. Es importante reconocer a los médicos como agentes impulsores de la integración de violencia basada en género en los servicios de salud sexual y reproductiva, haciendo posible que las mujeres que acceden a servicios de salud sean atendidas por proveedores que puedan dar respuesta integral a sus necesidades.


Related:
16 Días: La integración del VIH y la Violencia Basada en Género

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd><br><br/><p>
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.

Suscríbase

 

FacebookTwitterlinked ingoogleYoutubeVimeoPinterestRssRss