No es necesario un puente | Perú

Sigue a Stefanie Suclupe, una enérgica chica de 24 años de edad, quien tiene uno de los trabajos más difíciles del mundo. Con una sonrisa cálida y actitud calmada, ella proporciona - y salva vidas con frecuencia - servicios básicos de salud a las personas que viven en los rincones más remotos de la selva peruana. Acompáñala en este viaje en la primera parte de una serie de videos.

Suscríbase

 

FacebookTwitterlinked ingoogleYoutubeVimeoPinterestRssRss