JuventudesConOpciones.jpg

Madres de 19 años con ocho hijos

La Prensa | 2013-04-28

Un reporte del departamento de Registros y Estadísticas del Ministerio de Salud (Minsa) revela que en los dos primeros meses de este año, tres de cada diez mujeres embarazadas atendidas en el sistema público sanitario tiene menos de 19 años de edad.

De acuerdo con parámetros de la Organización Mundial de la Salud, las jóvenes que se encuentran por debajo de esta edad se consideran adolescentes.

El documento oficial al que tuvo acceso este diario indica que entre enero y febrero, 2 mil 97 adolescentes gestantes se realizaron un control de salud para tratar su embarazo.

En total, en Panamá ingresaron a estos controles 6 mil 802 mujeres. Por ello, la tasa actual de embarazo adolescente es de 30.8%. Mientras que en todo 2012 fue de 26.8%.

El mayor índice de jóvenes embarazadas este año se registra en Panamá este, donde 39 de cada 100 embarazos son de adolescentes. En cambio, la tasa más baja es en Los Santos con 25%.

En otro documento oficial, esta vez emitido por el Ministerio de Educación (Meduca) correspondiente al año escolar 2012, la institución contabilizó mil 312 estudiantes embarazadas, 99 más que en 2011.

Dentro de los casos reportados figuran el de tres estudiantes de cuarto grado en las provincias Colón y Coclé además de la comarca Guna Yala; una las cuales tiene 10 años de edad.

Las autoridades de Salud aún no han hecho pública la edad de los hombres que embarazaron a las adolescentes el año pasado.

Sin embargo, si se toma en cuenta el último informe publicado en enero de este año por la Contraloría General de la República, en 2011 el 54% de los los hombres que embarazaron a niñas menores de 15 años tiene más de 20 años.

Por ello, Juana Cooke, directora de la Asociación Panameña para el Planeamiento de la Familia (Aplafa), recuerda que es un delito mantener relaciones sexuales entre adultos y adolescentes, así sean consentidas.

“El Código Penal indica que las relaciones con una menor de 15 años puede ser penada con 5 a 10 años de cárcel. Si es mayor de 15 años, la pena será de 2 a 4 años”, indica Cooke.

La directora de Aplafa señala que en algunos casos las familias de las menores están conscientes de estas relaciones y las promueven, mientras que en otros no tienen los recursos económicos necesarios para enfrentar un juicio.

“Las niñas tampoco reconocen sus derechos, porque en sus comunidades siempre ha sido así”, agrega.

LEER MÁS

Suscríbase

 

FacebookTwitterlinked ingoogleYoutubeVimeoPinterestRssRss