Nuestro Impacto

Nuestro trabajo se basa en la creencia de que la salud es un derecho humano básico. Nos esforzamos por garantizar el acceso a los servicios de salud de calidad para todos, especialmente las personas pobres y desatendidas.

Al mismo tiempo, trabajamos con los gobiernos, comunidades locales y el sector privado para alcanzar a millones de personas en todas las Américas y el Caribe. Más del 70% de las personas que reciben servicios de salud—que incluyen métodos anticonceptivos, la detección del cáncer cervical y pruebas del VIH—son pobres y marginados. Sabemos que existen miles de comunidades que dependen nosotros para recibir atención médica de calidad, por lo cual destinamos más de 89 centavos por cada dólar que gastamos para nuestros programas y servicios.

Usted puede aprender más sobre nuestro trabajo en nuestro último informe anual. En él encontrará información sobre nuestra labor conjunta con los gobiernos y los donantes para asegurar políticas eficaces y financiamiento para satisfacer las necesidades reales de las comunidades más vulnerables. Desde clínicas móviles de salud en Bolivia a la educación sexual en Guatemala, trabajamos para asegurar que cada individuo tenga acceso a la información y los servicios que necesitan para tomar decisiones informadas sobre su salud y bienestar.

Suscríbase

 

FacebookTwitterlinked ingoogleYoutubeVimeoPinterestRssRss