Yo soy una mujer inspirada, acabando con la violencia.

Carmen Barroso, Directora Regional

Conocí a Ana* cuando servimos juntas en una Comisión nombrada por el Presidente de Brasil, para ser consultoras en políticas para promover la igualdad de género. Era una mujer joven y bella; hablaba con aplomo sobre estrategias efectivas para empoderar a las mujeres, y yo me quedé impresionada con la cantidad de contribuciones tan útiles que Ana hacía a nuestro trabajo. Un día, luego de haber entablado una amistad, tuvimos un momento a solas. Ana me susurró que era una sobreviviente de violencia doméstica.

El ex esposo de Ana era un político prominente. Durante años, ella soportó su violencia física y psicológica hasta el día que la encerró en su habitación y la amenazó de muerte. Ana pudo escapar saltando por la ventana, a pesar de estar en un segundo piso.

Muchas mujeres sufren situaciones similares, pero lo que me impresionó de la historia de Ana fue que ella era una mujer de éxito, profesional –ya tenía para ese entonces un nuevo marido que la apoyaba, una familia amorosa, y se había convertido en una activista feminista- pero que no quería revelar su historia de sobreviviente de manera pública. Me hizo pensar en lo profundo de su dolor, de cómo nuestras sociedades no ofrecen a las sobrevivientes de violencia un marco de apoyo, libre de prejuicios, donde sanar del pasado sin miedos.

Ana tuvo una respuesta muy racional a su propia experiencia: dedica su vida a eliminar las causas estructurales que crean incentivos para la violencia contra tantas mujeres en el mundo: la falta de acceso a recursos, el desequilibrio de poder en la familia y en la vida pública, estereotipos de género, impunidad ante los crímenes contra las mujeres, sistemas de educación que no promueven una educación sexual integral, y la inequidad de género.

Ana lleva una vida de dedicación total a los derechos de las mujeres. Ha fundado ONGs, liderado importantes agencias gubernamentales, y es una de las voces líderes del movimiento de mujeres en su país e internacionalmente. Estoy llena de admiración por todo lo que Ana ha logrado, y continúo mi trabajo para crear un mundo donde ella y otras mujeres se sientan empoderadas para contar sus historias.

* No es su nombre real.


Related:

Comments

Post new comment

  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd><br><br/><p>
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.

More information about formatting options

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.

Sign up for News

 

FacebookTwitterlinked ingoogleYoutubeVimeoPinterestRssRss